publicidad

Toulouse


Peregrino

.
¿Volver?
Vuelva el que tenga,
Tras largos años, tras un largo viaje,
Cansancio del camino y la codicia
De su tierra, su casa, sus amigos,
Del amor que al regreso fiel le espere.
.
Mas, ¿tú? ¿Volver?
Regresar no piensas,
Sino seguir libre adelante,
disponible por siempre, mozo o viejo,
Sin hijo que te busque, como a Ulises,
Sin Ítaca que aguarde y sin Penélope.
..
Sigue, sigue adelante y no regreses,
Fiel hasta el fin del camino y tu vida,
No eches de menos un destino más fácil,
Tus pies sobre la tierra antes no hollada,
Tus ojos frente a lo antes nunca visto.

.

@Cernuda


Cernuda fué un exiliado en la guerra civil... y este poema lo escribió precisamente durante el exilio. Lo he puesto en la cabecera de este reportaje sobre Toulousse, porque precisamente esta ciudad fué imán para el refugio de muchos, muchos españoles huyendo de la guerra civil, al estar en el bando de la República... Entre ellos estaba mi tío Telesforo...
.
Fué la primera ciudad del extranjero que yo visité, con mis 17 años... Me fuí en tren al país vasco y desde allí pase la frontera cambiando de tren en la frontera hacia Toulousse.


Una vez en esta ciudad, andando desde la estación, con mi guitarra, mi maleta y un mapa de Toulousse en la mano y sin tener ni idea de frances... me puse a las puertas de la casa de mi tío... siguiendo el canal de Midi como guía... Menuda sorpresa les dí.

Espero que con estos versos que invitan a "seguir" ... a "no quedarte sujeto a nada"... "a no cansarte de vivir y de hacer"... por tanto a que tengas y puedas coger tu ánimo siguiendo mis pasos por este paseo por Toulousse.

Seguro que lo conocerás un poco mejor. Yo lo recorrí luego muchos días en bicicleta y me paré por los parques a hablar con muchos españoles que allí viven y han formado su vida y sus familias, como mi tío.
.



De importancia ya en tiempos romanos, Toulouse fue capital de los visigodos, en un reino que se extendía por España y el sur de Francia, y tuvo notable prosperidad durante el medievo, con los condes de Raymond, antes de caer bajo el dominio de los Capetos.

Durante la Edad Media, fue centro importante del Camino de Santiago, en el una red que incluía otros puntos de notable vigor religioso. Fue tierra que también estuvo afectada por los vigorosos movimientos de carácter religioso en un entorno en el que quedan recuerdos de los cátaros y albigenses.



Entre las riquezas de la ciudad estuvo un colorante azulado que benefició a los comerciantes locales durante los siglos XV y XVI.

La universidad de Toulouse, una de las más importantes de Francia; las industrias aeronáuticas (instaladas aquí desde principios del XX para que estuvieran lejos de la frontera alemana), y su ubicación estratégica, a mitad de camino entre las costas del Atlántico y Mediterráneo, han sido claves del mantenimiento de una ciudad activa y próspera.

Hoy en día todavía es un referente universitario y se ven jóvenes de muchos paises estudiando en esta ciudad llena de canales y de gente acogedora. En nuestra reciente visita a primeros de junio de este año 2008, hemos notado que sigue con la misma fuerza, llena de juventud y fuerza. Si teneis un hueco, teneis que intentar venir a visitarla.


Toulouse es una ciudad que queda relativamente apartada de las grandes rutas turísticas francesas, pero que aúna influencias gasconas y languedocienses y representa una síntesis histórica y artística profunda.


Es una ciudad cuyo vigor artístico está representado por un elemento: el ladrillo.
Alejada de las canteras pirenaicas y en medio de una llanura de limos, el ladrillo –barro cocido- ha sido elemento clave para edificar palacios e iglesias y para dar a la urbe un tono rosáceo y humilde.

Ambos lados del Garona se extiende una de las mayores ciudades de Francia, capital occitana, con una cierta anarquía urbana y un ambiente vivo en terrazas y paseos que le otorga algo de sabor español.




Toulouse es la capital de Midi-Pyrénées, y se organiza en torno a su rosáceo edificio del Capitole. Tiene una historia arraigada en los días de Roma y de los reinos bárbaros; fue capital del reino visigodo y punto importante de las peregrinaciones a Santiago.

Por Toulouse –Tolosa- se encaminaban los peregrinos que venían de buena parte de la Europa del sur y entraban por Somport en dirección a Navarra y Compostela. Ésta era la llamada Vía Tolosana.

Ahora se ven pocos peregrinos, pero la ruta permanece y en las iglesias se ven sus huellas- Además la bandera de esta ciudad es una cruz parecida a la Cruz de Santiago... en lugar de roja es blanca con fondo rojo... y con los cuatro brazos iguales.




Es Toulouse –junto con Burdeos- una ciudad marcada por el Garona, anchuroso río que nace en España y dirige las aguas pirenaicas del norte hacia el Atlántico. Es impresionante su cauce por este corazón del Midi-Pirineés. Montones de puentes con muchos ojos se distribuyen a su paso uniendo las dos orillas continuamente.

Arraigada en la historia, ha tenido la oportunidad de entroncar con la modernidad merced a una serie de actividades económicas, principalmente la industria aerospacial.




La urbe, con más de medio millón de habitantes, está en un punto medio del Mediterráneo y el Atlántico, entre Montpellier y Burdeos.

El desarrollo cultural ha sido permanente en esta ciudad cuya basílica de Saint Sernín ha servido de modelo para otros grandes edificios románicos.

Pero en el arte constructivo, Toulouse tenía una deficiencia: estaba lejos de las canteras de piedra. Por eso se desarrolló con una construcción humilde, de ladrillo, barro cocido, que otorga a la urbe un tono de comedida modestia.

No obstante, en la ciudad hay elementos dignos de una visita, especialmente dos excelentes temploEsta es una buena ciudad para comprar y para gozar de la gastronomía.



En Midi-Pyrénées hay un excelente foie-gras y diversos platos regionales, como el cassoulet, plato estofado de judías blancas con ganso o pato (70 por ciento de judías y 30 por ciento de carne). El pato y el ganso se preparan muy bien por aquí. El magret, o filete de pato, se puede tomar de varias maneras, entre ellas ahumado(con una ensalada) o a la parrilla(hecho con leña). También es tradicional la gallina a la tolosana

También se come buen cordero y cerdo; truchas y empanadas(croustade). Hay diversos vinos en el territorio, también cuna del Armañac. En materia de quesos hay que recordar que estamos en ámbitos donde reinan el Pyrénées y –sobre todo- el Roquefort

La ciudad tiene animación. Las zonas de Capitole, los boulevards, la rue de Metz, etc. suelen tener establecimientos de ocio y tiendas diversas.
Toulouse tiene festivales de Primavera(marzo-abril); Música de Verano(julio y agosto); Piano(septiembre); Órgano(septiembre y octubre) y Jazz(octubre)




Entre las atracciones para los turistas también hay un pequeño crucero por el río Garona, que sale diariamente en época estival desde el muelle de La Dorada.s: Saint Sernín y Los Jacobinos.

San Sernín(San Saturnino) fue un mártir de la época gala, en torno al que –al igual que en otras poblaciones de Francia- surgió una vigorosa devoción.

La basílica esta construida a partir de 1089, en piedra y –sobre todo- ladrillo, como una de las iglesias de peregrinación más importantes de occidente, con cinco poderosas y sólidas naves.
En numerosos puntos de la iglesia se pueden admirar elementos constructivos de interés, de épocas lejanas. La piedra –escasa en Toulouse- va escaseando a medida que se alza el edificio, terminado básicamente en ladrillo.


En algunos puntos se observa que en la obra se emplearon elementos de tiempos anteriores. Se pueden ver piedras trabajadas en época romana. Esta obra monumental fue algo así como el símbolo del poder católico en esta región azotada por las herejías, coronada por una magnífica torre octagonal de ladrillo, con cinco pisos de airosas arcadas.

Primera casa de una orden de predicadores, orientada al combate de las herejías que asolaban este territorio.
La magnífica iglesia rectangular fue edificada en la primera mitad del siglo XIII, ampliándose en el mismo siglo, con objeto de responder al crecimiento del centro religioso. Es sorprendente e inusual el plano del edificio, de dos naves, y con una hilada de airosas columnas que soportan un techo articulado por nervaduras.

Las nervaduras del templo de los Jacobinos, en un popular cartel turístico. Aparte de la inusual disposición del plano, lo más sorprendente es esta solución de la techumbre, que se adelanta en más de un siglo a las propuestas góticas. La nave resulta poderosa, con sus alargados ventanales y la innovadora techumbre. El campanario es de 1298 y tiene influencias del de San Sernín, modelos que se irradiaron por el sur de Francia. Bajo el altar mayor reposan los restos de Santo Tomás de Aquino.


Junto a la iglesia está el bello edificio conventual, con un austero claustro de enhiestos cipreses.

Al final del siglo XII, Toulouse tenía un gobierno que ejercitaban los capitouls (así llamados porque la casa comunal era el Capitole).

Eran consejeros electos que arrancaron derechos a los condes de Toulouse

En la céntrica plaza del Capitole, eje de la vida urbana, está el edificio que da nombre a la misma, el Ayuntamiento, de piedra y ladrillo, cuya fachada es lo más representativo de la arquitectura urbana del siglo XVIII en la ciudad.

La plaza –de notable amplitud- está rodeada en los otros tres lados por austeros edificios de ladrillo, lo que da al conjunto una cierta uniformidad y grandeza.





Es aconsejable al viajero un recorrido que se iniciaría en San Sernín, bajando por la calle de Taur hasta el Capitolio y los Jacobinos, para continuar luego por las calles Roma y Changes, dirigiendose por la Calle Metz hacia el hotel d´Assézat, el puente Nuevo y la Daurade, desde donde se goza de una magnífica vista del Garona.
.
Luego, el viajero avanzará hacia el entorno de Notre Dame de la Dalbade, donde perviven varios palacetes más, para continuar por el entorno de la catedral y el museo de los Agustinos, de regreso hacia el centro.




En distintos puntos de la ciudad subsisten edificios religiosos de relativo interés. La catedral de Saint-Étienne tiene una curiosa forma, al no estar alineadas la nave abovedada y el ábside. Ambos son del XIII, aunque realizados con un intervalo de más de medio siglo.

La construcción de Toulouse se basa en el ladrillo, tanto en iglesias como en palacios. Detalle de la combinación piedra y ladrillo en la puerta de la iglesia de Jacobinos.

En la ciudad perduran otras edificaciones religiosas como La Daurade, magníficamente enclavada junto al puente Nuevo; Notre Dame de la Dalbade, Saint Aubin, Notre Dame de Taur, etc.



Por todo el casco viejo perduran algunas casas de entramados de madera y diversas grandes mansiones de relativa calidad, como los hotels de Bernuy, Astorg o d´Assézat, este ultimo una magnífica mansión del siglo XVI.

Aquí en Toulousse vive todavía hoy mi tío Telesforo y su familia, como os indiqué al principio de este reportaje . Es hermano de mi madre. He vuelto varias veces después de mi primer viaje a Toulousse con Auxi, mi mujer. Aquí en Toulousse nació y estudió mi primo Jaime... y hoy en día, mantengo por email contacto con él y con la familia de uno de sus hijos... Espero volver a darles un abrazo muy pronto. Toulousse por tanto, tiene muchos recuerdos para nosotros. Animaros y venir a pasear por el Garone con un ramito de violetas en el ojal.

1 comentario:

alejandro dijo...

muy interesante esta publicacion de toulouse...y muy lindas fotos..

saludos desde argentina...

alejandro

Google